• El caballo le devuelve la velocidad que le corresponde al hombre

  • El hombre no tema al hombre, porque el temer perjudica

  • Los placeres de la vida, se gozan cuando se palpitan

  • Respetar y ser callado, son las armas del que sabe

  • El fierro más afilado, se mella de una mirada

  • La palabra bien medida, tiene el doble de valor

  • El odio es mal consejero, enfermedad inconsciente

  • Con no olvidar suficiente, para que no pase otra vez

  • Para ayudar no hay una vez

  • El andar regala vida, el vagar abandono

  • Vive aquél que no se queda, el otro dura no más

  • La explicación regalada a veces suele hacer mal

  • El tranco del buey es lento, pero su fuerza es pareja

  • Al que vive del ayer jamás le llega un mañana

  • En las horas perdidas, jamás se encuentra un después

  • La vida es sólo presente, el futuro es esperanza